17 de abril de 2017

Poema a pesar del HTML

Hombre mirando la pantalla de su ordenador con cara de aburrido
Foto por Devin Stein
El código HTML avanza indolente, como la peste, por la comarca ondulante de mi genio creativo. Por esos mismos territorios campaban anteayer a sus anchas, libres y despreocupados, ripios y estrofas. Etiquetas de apertura y cierre bloquean hoy la boca del volcán incontinente que solía vomitar nostalgias, anhelos y frustraciones, o simples ocurrencias salpicadas de voces manoseadas. Mi vocabulario intrépido ha devenido en insignificante significado cargado de semántica, mera palabrería que no alcanza -inútil lenguaje el HTML- a expresar la profundidad de mis ríos de lava.

Grande desazón me invade, que traducido en términos HTMLiánicos sería algo como:

<desazón>
Aquí debería habitar un poema,<br>
siquiera un desacompasado verso,<br>
mas un código semántico y tiránico<br>
se ha apoderado de mi expresión por entero.
</desazón>

Mi insondable lamento concluye con un absurdo:

</html>

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros relatos