31 de agosto de 2010

Se terminó lo que se daba

Agosto llega a su fin y comienza septiembre. Alguna asignatura me ha quedado pendiente, como de costumbre, en mí es algo patológico, y no sé si me dará tiempo a recuperarla. Empieza un nuevo ciclo, como todos los años. Pero esta vez, para mí, creo que comienza una nueva etapa con más desafíos. Ahora tengo una deuda por 25 años, pues acabo de comprarme una casa. Mi humilde morada, je. Ahora tendré que trabajar duro para pagar la cuota de la hipoteca, la luz, el agua... Hasta que no gane algo de dinero no podré comprarme muebles. Este Peter Pan debe dejar de volar alegre, dejarse bigote y crecer para hacerse mayor. Se terminó lo que se daba: una nueva vida, llena de aventuras y enigmas, comienza...

Otros relatos